Soñando con un gato

Este sueño fue enviado por una amiga para su interpretación:       
me soñe con un gato……… En mi regazo……no recuerdo el color, pero siento que es la proteccion de la casa , de la persona en si…..

Animales: Los animales han tenido desde siempre un importante papel en la historia de la humanidad. Su existencia es digna de estudiarse en relación con el hombre, pues se trata de los seres que conforman el nivel inmediatamente inferior al mismo, así como el plano de los ángeles es el inmediatamente superior al humano. La interpretación de los sueños vinculados a los animales ocupa parte importante de los estudios relacionados con el ocultismo y el mensaje del mundo inconsciente. Existen algunos cuya presencia en los sueños es muy significativa. Aquí se presentan el sentido que cobran el gato y el perro. Un gato negro indica mal augurio, al igual que uno que maúlla. Si se trata de un gato blanco o bien un siamés o de Angora, buena señal para el porvenir. Nº 04 y 44

Gato: Simboliza a la mujer, sensual e instintiva. Si se tiene el temor a ser arañado revela el miedo a que nuestra perversión llegue a ser conocida, si la persona es arañada, infidelidad conyugal o peleas entre amantes. Si hace arrumacos significa que una mujer utilizará todas sus artimañas seductoras para conseguir cuanto pueda. Hacerlo huir es que no logrará sus egoístas deseos. Darle de comer problemas y rivalidades amorosas. Verlo o escuchar sus maullidos presagia traiciones y engaños. Si es blanco el traidor será un falso amigo, negro es perfidia de mujer y toda clase de problemas amorosos. Se repite con frecuencia, sobre todo entre las mujeres. Si en algún momento se enfrenta a la persona y le muestra las uñas, significa que confía más en su instinto que en su razón, lo que no determina que ello sea lo correcto. Ver una gata apoltronada en una cesta o sobre una cama, está indicando un fuerte deseo de maternidad en el inconsciente. El gato conoce como nadie los secretos de la noche y se filtra en sitios a los que nadie puede acceder. Un misterio que preocupa a nivel inconsciente y que se cree que si no se lo revela, podrá ocasionar un grave perjuicio. Verse acariciando un gato, o con el felino sobre sus rodillas, es que se encuentra en posesión de un secreto que lo hace sentirse superior a los que lo rodean. Nº 05.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *